miércoles, 4 de julio de 2007

Fue un brillante espectáculo
pero el fútbol faltó a la cita

Fue un brillante espectáculo pero el fútbol faltó a la citaLa jornada vivida el pasado sábado en el Estadio Municipal fue muy linda, la gente en la tribuna, la emoción de los fanáticos de Nacional, el entusiasmo de la afición tricolor que no tiene muchas posibilidades de ver a su equipo, la alegría de poder colaborar con la salud pública de la frontera, todo sirvió para que el fútbol fuera apenas una excusa.
Y en realidad fue así, el fútbol faltó a la cita, los tricolores y los caxienses olvidaron que iban a jugar un partido en el Estadio Municipal y solamente se hicieron notar cuando se pegaron “como en la guerra”.
Los dos olvidaron que se trataba de un amistoso pero, al decir de un amigo, es mucho mejor que sea así que si lo hubieran jugado con parsimonia y sin interés.
Dentro de ese panorama el árbitro intentó, por todos los medios, encauzar el partido, llevarlo a feliz término, dominarlo, pero no pudo, los jugadores no quisieron que se los tratara de esa forma.
Siguieron golpeando, reclamando vehementemente, discutiendo cada uno de los fallos y en determinado momento pensamos que si se tratara de un partido de campeonato y con el mismo árbitro, no finalizaban más que ocho de cada lado.
Pero surgió lo inevitable, dos jugadores caen y se entrelazan, el brasileño golpeó, casi sin querer, al “Pato” Sosa y este no es de los que se lleva “desaforo pa’ las casa” y le pegó un fuerte derechazo que tuvo la reacción de Washington Luiz.
No había otra opción y Fernando Cabrera expulsa a los dos, pero en ese momento no habían menos de cincuenta personas en la cancha.
Ida, venidas, charlas, conversaciones y comentarios, todo dentro del campo de juego hasta que el partido llega a su finalización.
De la simple lectura de este comentario extraemos la primer conclusión, no se menciona una sola palabra en relación al fútbol desplegado por unos y otros, es que, en realidad no hubo.
Queda la satisfacción de haber colaborado con el Hospital, con la Santa Casa y una participación de Nacional en un partido en nuestro estadio, cosa que no es común en los últimos años.

No hay comentarios.: